¿Cómo puedo hablarle a mi hijo sobre el fentanilo?

Debido a que el fentanilo ahora está presente en tantas drogas ilícitas, es imperativo que las familias hablen juntas sobre ello. Educar a los jóvenes sobre el fentanilo les da el poder de tomar decisiones más seguras, y las conversaciones continuas brindan a los padres y cuidadores la oportunidad de compartir información actualizada y corregir cualquier información errónea.. ¡Estamos aquí para ayudarte con consejos y recursos que te apoyen a tener estas conversaciones cruciales!

ESTO PUEDE SER INCÓMODO, Y ESO ESTÁ BIEN

  • Hazle saber a tu hijo de antemano que deseas tener esta conversación.

  • Reconoce que puede ser difícil o incómodo tener estas conversaciones

  • Comparte con ellos que incluso si no sienten que la información se relaciona con sus propias vidas o elecciones, queremos que también estén preparados para ayudar a un amigo.

PREPÁRATE

  • Edúcate primero. Antes de la conversación, siéntete cómodo con los hechos sobre el fentanilo y las píldoras falsas leyendo nuestra sección "Qué Saber". No tienes que convertirte en un experto - identifica los tres conceptos principales que deseas transmitirle a tu hijo - esto es todo lo que pueden absorber en una conversación.

SÉ CURIOSO

  • Comienza preguntando qué saben o han escuchado sobre el fentanilo.

  • También está bien no ser el experto aquí - una forma divertida de tener esta conversación es sugiriendo que tu y tu hijo aprendan juntos. Explícales que no lo sabes todo y que quieres aprender. De ese modo, ellos podrán responsabilizarse de educarte a ti y a sí mismos sobre los riesgos del nuevo panorama farmacológico y ambos podrán seguir compartiendo nueva información entre ustedes.

    • Piensa en algunas cosas que deseas aprender y cómo podrías preguntárselas a tu hijo de una manera que transmita curiosidad y compasión.

TÓMA EL TIEMPO PARA PRACTICAR

  • Para conversaciones importantes y potencialmente difíciles como estas, es útil saber exactamente lo que te gustaría decir antes de decirlo. Tómate el tiempo, frente al espejo o con un compañero, para repasar los puntos que consideras más importantes.

    • Considera cómo reaccionará tu hijo a la información. Podrían decir cosas como "Sé lo que estoy haciendo, no te preocupes por mí" o "¿No confías en mí?" Trata de anticipar cómo puede ir la conversación y ven preparado para responder con calma a cualquier situación.

RECURSOS RECOMENDADOS


Recent Articles


More Sugerencias de Conversaciones Articles