¿Por qué debes hablar de tu historial familiar relacionado al consumo de sustancias?

Dado que la adicción tiene un fuerte componente genético, es recomendable compartir los antecedentes familiares de problemas de consumo de sustancias. Esto puede ayudar al joven a tomar decisiones más informadas sobre su propio consumo.

HAS ÉNFASIS EN EL DESARROLLO DEL CEREBRO Los jóvenes suelen estar interesados en saber más sobre el desarrollo de su cerebro y su cuerpo. Puede ser muy útil compartir información sobre lo mucho que crecen y cambian los cerebros entre los 10 y los 25 años. Esta etapa de desarrollo hace posible que los jóvenes aprendan rápidamente nueva información y nuevas habilidades, pero también los hace más vulnerables a los efectos del consumo de sustancias que los adultos mayores.

LEER MÁS Para las familias que deseen una orientación más detallada, el libro de Jessica Lahey, The Addiction Inoculation: Raising Healthy Kids in a Culture of Dependence (La inoculación de la adicción: Criando hijos sanos en una cultura de dependencia), ofrece muchos consejos prácticos. Lahey recomienda a padres y cuidadores que sean claros sobre sus expectativas en torno al consumo de sustancias, que hablen de las consecuencias del consumo de drogas para la salud desde el principio y con frecuencia, y que hablen del desarrollo del cerebro y de por qué los adolescentes son especialmente vulnerables a la adicción.


Recent Articles


More Sugerencias de Conversaciones Articles